Usted está aquí

Estilos de lavabo para el cuarto de baño

admin

Para tener una decoración perfecta y que de verdad refleje nuestra personalidad hasta en el cuarto de baño, primero debemos saber ¿Qué tipos de lavabo hay?
Para esto puedes elegir entre una gran variedad, ya que hay diversos estilos

- Lavabo clásico: es el más común. Dentro de éste existen tres tipos:
Modelo suspendido: se fija a la pared a la altura que convenga al usuario.
Modelo encastrado: necesita un mueble en el que apoyarse.
Modelo con columna: lavabo apoyado sobre una columna, que permite esconder las tuberías dentro de ésta.

- Lavabo de Pila: se considera un lavabo moderno por su variedad de formas y colores, y que está compuesto por materiales dando una apariencia elegante (granito, madera, mármol, piedra…).

- ¿Qué diferencia hay entre el lavabo clásico y la pila?
Si los observas a simple vista quizá las diferencias son muchas, pero una de las principales es su diseño, por ejemplo los de pila tienen diseños más estéticos y personalizables, lo que los hace particulares es su forma de incrustar la grifería, en estos lavabos los grifos no suelen estar incrustados

Los lavabos clásicos pueden verse con un estilo más retro que los de pila, por lo que han tenido que mejorar significativamente los colores y formas, haciéndolos atemporales y de alta resistencia.
Una característica que es clave en la distinción de los lavabos es que los lavabos de pila siempre necesita de un mueble, pero el lavabo clásico normalmente lo vamos a encontrar independiente y solo hace uso del muro o del suelo.
Pero si aun así estas indeciso de qué lavabo se verá mejor en tu cuarto de baño, te damos la recomendación de que los lavabos clásicos o modernos puede ser que se compongan de dos pilas haciéndolos más prácticos para aquellas parejas que se arreglan al mismo tiempo
Este tipo de lavabos acostumbran a dar un toque moderno al cuarto de baño.

- ¿Qué lavabo es mejor para mi cuarto de baño?
Aunque la elección va en función de tu gusto, ten en cuenta las dimensiones del cuarto de baño. Tanto la anchura como la altura y la profundidad del lavabo deben adaptarse al espacio que quieres destinar para él. La mayoría de pilas tienen una anchura de unos 60/90 cm, y los lavabos entre 60 y 120 cm.

La pila acostumbra a ser menos voluminosa, por lo que es más fácil adaptarla a cualquier tipo de baño. Si el espacio es muy limitado lo mejor es que optes por un lavabo suspendido. Éste, además es recomendable para personas con movilidad reducida, al ser un lavabo que puedes disponer a la altura que más te convenga.
En cambio, si tienes un cuarto de baño espacioso, puedes permitirte el tipo de lavabo que más te guste. Si sois muchos en casa y entrar en el cuarto de baño es un caos, tu solución es poner en casa un lavabo de doble pila.

- ¿Qué te gusta el estilo retro?
Entonces escoge un lavabo con columna.
Y si eres muy moderno, entonces necesitas una pila a tu gusto.

- ¿Cuál es el modelo más resistente y fácil de mantener?
Estas dos características dependen en gran parte del material de cada lavabo, ya que existen distintos materiales. Uno de estos es la cerámica, que está compuesta de materias primas naturales. La cerámica es resistente a los arañazos y los golpes, a diferencia del acero inoxidable, que sólo se puede limpiar con detergente suave. Ya sea un lavabo o una pila, el acero inoxidable da un toque moderno al cuarto de baño.
Los lavabos de piedra se precian por su resistencia a los cambios térmicos. Un poco de agua y jabón son suficientes para limpiarlos, mejor no uses productos químicos muy agresivos a la hora de limpiarlo.
Además, algunos materiales sólo se utilizan para hacer pilas: el hormigón y el granito son un ejemplo. El mármol da un aire de nobleza al lavabo, pero no es muy práctico de limpiar. El vidrio es muy frágil, aunque puedes limpiarlo con todo tipo de productos.
Tienes muchos materiales a elegir, pero recuerda que todo depende también del presupuesto que tengas. Por el momento, el material más económico para lavabos sigue siendo la cerámica.

No te laves las manos sin pensar que…
El lavabo es algo que utilizas todos los días, así que elige bien. El cuarto de baño es un espacio que usas a diario, ten en cuenta tanto su practicidad como su estética.

Añadir nuevo comentario

6 + 1 =